Mágicas Ruinas
crónicas del siglo pasado

el tractor
Con muchas modificaciones
...PERO SIEMPRE “TRACTOR”
EN EL TALLER de Atilio Di Benedetto finalizaron los trabajos en la carrocería del “Tractor” de Eduardo Casá. La trompa no se pintó, pues el dueño del coche no se ha decidido por el color. El resto del auto mantiene su clásico gris metalizado. A pesar de las modificaciones, conserva su aspecto tradicional. Ello obedece a expresas órdenes de Casá quien, por razones sentimentales, obvió un trabajo más sustancial. Empero, llama la atención la trompa, perfilada y agresiva. También los cambios son profundos en la cola, que ahora es trunca. Ambas modificaciones se realizaron en aluminio, ya que “Manolo” Rodríguez, su mecánico, no se lleva bien con el plástico. Ahora comienza la etapa de preparación de todo lo inherente a la parte mecánica y suspensión. Las vistas del mecánico y el piloto están puestas en el 25 de mayo. En esa fecha, en la carrera organizada por el Vicente López Automóvil Club en el autódromo municipal, se produciría el regreso de este legendario vehículo. El corto lapso que falta para el acontecimiento haría que se dejaran de lado ciertas modificaciones. Por ejemplo, en lo referente a suspensiones. Di Benedetto terminará de pintar la trompa y, además, le hará el buche que cobije a los carburadores. Es factible que esa parte lleve alguna franja de color azul. Es muy posible que el 25 retorne el “Tractor”. De esta forma, Eduardo Casá despuntará el vicio mientras Martos le termina el nuevo prototipo.

Pie de fotos
- Agresiva trompa del “Tractor”; sin color todavía, hasta que Casá se decida. El aluminio ha sido usado en esta parte.
- A pesar de las modificaciones, el tradicional y nostálgico aire de “cupecita”; cola trunca de aluminio.
- Quizá el 25 de mayo el remozado “Tractor” esté en el autódromo municipal. Si es así, algunas modificaciones más quedarán de lado.

_ _ _ _ _ _
"GARRAFA IV"
LA LEGENDARIA “Garrafa”, nacida en el reducto de los hermanos Bellavigna, ha sido modificada y por cuarta vez.
En los talleres de Baufer Style SA, Dante y Alain Baudena reformaron el automóvil, otorgándole nueva fisonomía, quizás mucho más espectacular.
En ese sentido se procuró darle continuidad a la línea de la “trompa”, darle forma de cuña, lo que sin duda se ha logrado.
El parabrisas se inclinó de 47° a 70° y se lo reemplazó por uno de cupé Fiat 1500. En la versión anterior contaba con el de la berlina 1500. El área frontal quedó reducida en la zona del habitáculo y se le hicieron salidas de aire laterales.
Se conservará el ya tradicional color amarillo. El próximo domingo, en el autódromo “Oscar Cabalén”, intervendrá conducido por Andrea Vianini, aunque no se descarta la posibilidad de que debute Ricardo Peduzzi, confirmado como piloto oficial de los Bellavigna.
Trompa de cuña y parabrisas más inclinado son las modificaciones más importantes en la parte delantera de la nueva "Garrafa".
Tres cuarto de perfil trasero: luneta trasera tipo "fast-back", y salidas de aire laterales. —Invariable- el tradicional color: amarillo.
El área frontal del habitáculo quedó reducida por la inclinación del parabrisas. El alerón también parece muy importante...

Revista Automundo
13.05.1969
 
la garrafa

ir al índice de Mágicas Ruinas

Ir Arriba